10 de julio de 2011

Durmiendo bajo tu piel

Tú, puedes caminar, entre mi tristeza y mi locura. Tú, puedes darle de beber sangre a mi miedo. Yo, puedo correr encadenado, alrededor de tus apetencias. Yo, puedo claudicar, cuando tú quieras cerrar mis ojos.

Pero nunca, nunca nunca, podrás robar un pedazo de mí mismo. No llorare cuando tus pulmones descansen. No llorare nunca por nada más. Pídeme soledad, y hoy no saldrá la luna. Pídeme complicidad, y coaccionare al jurado. Pídeme compasión, y decapitare al verdugo.

Pero nunca, nunca, nunca, podrás robar un pedazo de mí mismo. Te ruego que tan solo por esta vez, antes que el crepúsculo, apague las estrellas. Mucho antes que el frío, comience a seducirme. Tan solo por una vez, por esta vez, te ruego, te suplico que me permitas dormir bajo tu piel, mendigando calor entre el sosiego de tus venas.

Pero nunca, nunca, nunca, me pidas un pedazo de mí mismo.

[Resquicios]

1 comentario:

  1. Uo, me ha gustado ^^

    Que no te lo pida. Que se lo des tú. ;)

    ResponderEliminar